Saltar al contenido
Fotógrafo de Confianza de Google – Tour Virtual Google para Empresas

Fotografía profesional para inmobiliarias

Una habitación de dos camas en un piso en venta en Google maps

Fotografía inmobiliaria

Hoy os quiero hablar de un tema bastante interesante bajo mi punto de vista, y creo que el de muchos. Se trata de la fotografía inmobiliaria. Es evidente que el mercado inmobiliario es y será siempre uno de los puntos más fuertes de todas las economías de países desarrollados.TextoTexto

Es un sector muy competitivo, con mucha oferta y demanda, y por lo tanto está en constante desarrollo ofreciendo nuevas herramientas y estrategias. Muchos han sido los que se han atrevido a innovar en este campo, con distintos niveles de éxito.

Origen de las fotografías inmobiliarias

Todavía recuerdo aquella revista llamada Segundamano, que más bien era un periódico lleno de anuncios que solamente tenían texto. Era en papel de periódico, grande, y salía solo algunos días de la semana, creo recordar que lunes, miércoles y viernes.

Era una herramienta muy potente para todo, para comprar y vender cosas, para intercambios, donaciones, e incluso para encontrar trabajo. Recuerdo que una de las formas que tenía la gente de buscar trabajo era acercarse a la biblioteca del barrio a hojear el Segundamano en busca de las mejores ofertas de empleo. Mucho han cambiado las cosas desde aquellos tiempos.

Tiempo después surgieron publicaciones específicas encaminadas al mercado inmobiliario, pero una destacaba frente a todas porque tenía papel cuché e incluía una foto a todo color del inmueble, y si se pagaba lo suficiente se podían incluir más fotos.

Había todo tipo de anunciantes, desde los que hacían la foto con una polaroid hasta los que tenían un fotógrafo profesional que ofrecían unas cuantas fotografías de mayor calidad.

Internet y el fotógrafo inmobiliario

Pronto llegó internet y todo cambió poco a poco, con la llegada de las primeras cámaras digitales. Pronto llegaron también las webs específicas para venta de casas. Poco a poco las inmobiliarias se dieron cuenta de la potente herramienta que tenían entre sus manos y comenzaron a apostar fuerte en este sector, con ideas de todo tipo.

Del mismo modo, en el sector de la fotografía surgió la figura del fotógrafo inmobiliario. Equipado con Cámaras de alta resolución, objetivos de gran angular, flashes autónomos para iluminación de alta calidad, el uso de las técnicas hdr…

Actualmente en las principales páginas (idealista y fotocasa son los máximos exponentes)  encontramos miles de anuncios de casas con fotografías bastante pobres en la mayoría de los casos, y eso es toda una ventaja para aquellos que deciden contratar los servicios de un fotógrafo profesional, ya que es una manera bien fácil de desmarcarse de toda la gente que simplemente hace unas fotos de baja calidad pretendiendo vender su casa sin invertir apenas nada.

El tour virtual para inmobiliarias

Lo más actual en el marketing inmobiliario es sin duda el Tour Virtual. Tiene bastantes ventajas frente a esos anuncios tan pobres de fotos fijas. Por una parte nos permite ver todas las estancias de la casa en todas las direcciones. La mejor manera de ver como están conectadas unas habitaciones con otras, o ver el baño por dentro completamenta, cosa que en la fotografía convencional suele ser difícil de ver al ser de menor tamaño y por lo tanto más difícil la fotografía.

Además tenerlo publicado en Google es toda una garantía. Actualmente Google es la herramienta en la que todo el mundo busca información, y para vender algo es fundamental estar en Google y dar la mayor cantidad de información posible.

Una habitación de dos camas en un piso en venta en Google maps

Las ventajas de un recorrido virtual para la venta de un inmueble

Además, cuando haces un recorrido virtual a lo largo de una casa puedes verla entera, de principio a fin. Con las fotos planas siempre te van a quedar muchas dudas, muchos rincones a los que no puedes acceder, muchos puntos de vista que quizás sean lo que falta para terminar de convencerte. El baño, por ejemplo, es muy difícil de ver en una fotografía plana. Así lo verías en una foto 360:

 

 

Otro punto a tener en cuenta es que cuando una persona compra una casa normalmente parece que la quieren comprar también los padres, los hermanos, los suegros… Todos la quieren visitar, y a menudo eso se convierte en un lío de citas con el propietario que en ocasiones es una perdida de tiempo para el vendedor y también para el posible comprador.

Si tienes un Tour Virtual simplemente es compartir el enlace con tus familiares y amigos y listo, ya tienen toda la información que necesitan, ya van a ver la casa de arriba a abajo cuantas veces quieran. Es tan fácil como compartir una foto o un video de youtube.

 

 

También es muy útil cuando vas a comprar una casa con tu pareja. A menudo se visitan unos cuantos pisos, y al final tienes un lío y no te acuerdas bien como eran, o cual era el que más te gustó. Teniendo un recorrido virtual tienes toda la información, y es más fácil comparar unos con otros, y ver los puntos a favor y en contra hasta tomar la decisión final.

Para el comprador tiene una ventaja fundamental, y es que un recorrido virtual tiene mayor capacidad retentiva que una fotografía. La foto la pasas, una tras otra, y ves muchas fotos, pero no te detienes apenas en ninguna. Con un tour virtual pasas tiempo viéndolo, interactúas con el, y hay una cosa que está muy clara en el marketing: cuanto más tiempo estés viendo algo más ganas tendrás de tenerlo.

Compartir un tour virtual

Un tour virtual es muy fácil de compartir, y es un valor añadido para el que vende y para el que compra. La ilusión de la gente que accede a un tour virtual para su vivienda es tal que a menudo se convierte en un contenido viral en las redes sociales, y esto ayuda bastante a la venta.

A parte es algo que nos interesa más que estar pagando por anuncios con fecha de caducidad. El tour virtual siempre será nuestro, y será una potente herramienta de venta que tendremos siempre, y que siempre podremos compartir o enviar a aquellos que nos soliciten más información de nuestra casa.

¿Precios de la fotografía inmobiliaria?

El precio de la fotografía inmobiliaria o de un tour virtual está al alcance de cualquiera, sobre todo cuando se trata de vender un piso, un chalet, un local comercial. Al final estamos invirtiendo en algo que nos ayudará a vender más facilmente nuestra propiedad, y que incluso nos permitirá venderla por más dinero.

Puede oscilar de unos fotógrafos a otros, pero en general varía desde los 150 hasta los 1500 euros que puede costar un chalet de lujo de más de 1500 metros cuadrados.

Estas son solo algunas de las ventajas de tener una visita virtual a la hora de vender una casa, pero seguro que se te ocurren muchas más. Si tienes dudas, o ideas, o sugerencias, déjamelas en los comentarios. Si te gustó el post o conoces a alguien que está vendiendo su casa, pásale esta información.

Nos leemos mañana!!!

P.D. Si has llegado hasta aquí, muy probablemente te gustaría aprender como hacer fotografías 360.